Pide Amnistía Internacional a la 4T dejar de culpar a los gobiernos anteriores: “Los delitos continúan”

“Para poder lograr un cambio sustancial en derechos humanos, el Gobierno tiene que dejar de culpar a las administraciones anteriores de la situación”, aseguró hoy Amnistía Internacional.

La organización Amnistía Internacional desmintió al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien hoy afirmó durante la presentación de su Segundo Informe de Gobierno que los feminicidios han disminuido y que dejaron de cometerse torturas, desapariciones y masacres en México.

Pidió al Gobierno federal dejar de culpar a las administraciones pasadas, aceptar la responsabilidad de lo que sucede y buscar soluciones para garantizar el respeto a los derechos humanos.

El Jefe del Ejecutivo aseguró que casi en todos los delitos ha habido disminución en comparación con noviembre de 2018. “Hay menos secuestros, feminicidios, robos a transeúntes, a transportistas, menos robo de vehículos, robo en trasporte público colectivo, menos robo en transporte público individual, menos robo a negocios y menos robo a casa habitación, en todos ellos se ha registrado una baja del orden del 30 por ciento en promedio”, expuso, aunque reconoció que han incrementado los homicidios dolosos y las extorsiones.

La oficina de Amnistía Internacional en México difundió en sus redes sociales datos que desmienten la afirmación del mandatario, pues, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre enero y julio de 2020 se registraron 566 feminicidios.

“Lo que representa un aumento de 5.4 por ciento con respecto a 2019 (536) y de 9,6 por ciento con respecto a 2018 (516)”, detalló la organización.

El Presidente López Obrador también aseguró hoy que “ya no hay torturas, desapariciones ni masacres”, lo que fue refutado por la organización internacional.

La asociación informó que 11 mil 653 personas han sido reportadas como desaparecidas y no localizadas solo del 1 de diciembre de 2018 a la fecha.

Recordó que la investigación que inició por la presunta ejecución extrajudicial de una persona en Nuevo Laredo, Tamaulipas, en la que podrían estas involucrados integrantes del Ejército, muestra que la crisis de derechos humanos persiste en México.

“El primer paso para eliminar las violaciones de derechos humanos es reconocerlas y dar cuenta de ellas”, expuso.

Amnistía Internacional externo su preocupación porque continúa la estigmatización de personas defensoras del territorio y el medio ambiente.

“Calificativos como ‘pseudoecologistas’ no tienen cabida en un Estado de derecho, en donde las personas tienen plena potestad de manifestar su opinión y reclamar a las autoridades”, añadió.








Información vía: Sin Embargo

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter