Suman 57 muertos por ola de violencia en varias penitenciarías de Brasil
28 mayo, 2019
CONACYT afirma que sí se dieron recursos para los niños del concurso de matemáticas
28 mayo, 2019

Por esta compra-venta, están investigando a AHMSA y al ex director de PEMEX Emilio Lozoya

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) bloqueó las cuentas bancarias de Altos Hornos de México (AHMSA) y de Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos, porque encontraron en el sistema financiero nacional e internacional operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través de la UIF, incluyó en la Lista de Personas Bloqueadas al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, y a la persona moral Altos Hornos de México”, señala el comunicado conjunto.

Afirmaron que se identificó en el sistema financiero nacional e internacional la realización de varias operaciones con recursos que presuntamente no proceden de actividades lícitas, mismos que pueden derivarse de actos de corrupción.

“Nos enteramos por los bancos de que las cuentas están congeladas”, respondió a este diario Francisco Orduña, vocero de AHMSA, una empresa de Alonso Ancira Elizondo.

Los motivos que llevaron a congelar las cuentas de Altos Hornos de México son una investigación por irregularidades en la venta de Agro Nitrogenados a Pemex, en tiempos de Emilio Lozoya, confirmó Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF a El Sol de México.

“Mantendremos la política de cero tolerancia a la corrupción y el mensaje de que no hay intocables”, advirtió Nieto.

“En un acto sin precedente, arbitrario y violatorio de todo derecho, la UIF, cuyo propósito es la prevención y combate de delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, obstaculiza la continuidad operativa de AHMSA, dañando a sus accionistas, a más de 20 mil trabajadores y miles de proveedores, clientes y terceros que integran la extensa cadena industrial con los que la compañía tiene relación de negocios”, señaló la siderúrgica en un comunicado.

Pemex, bajo la dirección de Emilio Lozoya Austin, invirtió en el campo de los fertilizantes. El 15 de enero de 2014, PMI firmó un contrato para la compra de los activos de Agro Nitrogenados, una planta de fertilizantes que tenía 14 años sin operar y “en las prácticas de negocios no se conoce que se otorguen garantías a bienes con considerable antigüedad y que no están en funcionamiento”, afirmó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El precio inicial de la planta de fertilizantes pagado a Alonso Ancira fue de 275 millones de dólares y le destinaron para rehabilitar una inversión de 200 millones de dólares. Es decir, Pemex gastó 475 millones de dólares para quedarse con los activos y echarlos andar.

Unos días después de la venta, la empresa de Alonso Ancira transfirió más de tres millones 703 mil dólares a las cuentas de Grangemouth Trading Company, firma offshore de la constructora Odebrecht, desde la cual también se distribuyeron decenas de millones de dólares para sobornar a la élite política de los países en los que la empresa brasileña tenía operaciones, reveló Quinto Elemento Lab.

La compañía Grangemouth no existe, pues sólo servía como intermediaria para realizar las transferencias de “pagos indebidos”, confesó ante los fiscales brasileños su creador, Olívio Rodrigues.

La investigación del grupo de periodistas informó que de las cuentas de Grangemouth salieron también cinco millones de dólares transferidos a Zecapan SA, la offshore en donde se depositaron los sobornos dirigidos a Emilio Lozoya, según los testimonios ante la justicia brasileña de tres ex altos ejecutivos de Odebrecht.

Grangemouth Trading Company no tiene empleados ni oficinas, pero sí un “domicilio virtual” ubicado en un edificio de departamentos de Edimburgo, Escocia.

La primera operación financiera Altos Hornos de México ocurrió el 17 de febrero de 2014 por un millón 481 mil dólares a la cuenta bancaria de la empresa Grangemouth Trading Company LP.

La siderúrgica hizo otras dos transferencias a la misma empresa, la primera el 17 de febrero de 2014 y la segunda el 11 de marzo de ese mismo año, por un millón 110 mil dólares, cada una.








Información vía: El Sol de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *