Posible vacuna para el coronavirus es probada ya en voluntarios en EU

Comparte esta nota:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Este lunes una posible vacuna contra el Coronavirus se estará probando en el Instituto de Investigaciones Sanitarias en dos ciudades estadounidenses “La fase 1 de la prueba clínica para evaluar una vacuna en investigación diseñada frente a la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) ha empezado en el Instituto de Investigación Sanitaria Kaiser Permanente Washington, en Seattle (KPWHRI)” anuncio NIH, que financia la investigación.

Esta vacuna fue administrada a 45 voluntarios, de entre 18 y 55 años de edad que poseen de una buena salud y estarán en observación por seis semanas para ver cómo evolucionan con esta nueva vacuna.

La vacuna experimental ha sido desarrollada por los científicos de NIAID junto con una compañía de biotecnología y la denominaron RNA-1273.

En el estudio se estarán evaluando las diferentes dosis de dicha vacuna que está en etapa experimental ya que se calificará la seguridad y la capacidad de inducir en el ser humano una respuesta inmune.

Anthony Fauci Director del NIAID, explicó que de hallar una respuesta positiva en esta vacuna y la prevención de infectarse por SARS-CoV-2 es la prioridad para la salud pública.

Actualmente no existe ninguna vacuna aprobada por las autoridades sanitarias para prevenir el contagio.

RNA-1273 fue desarrollada empleando una plataforma genética denominada ARNm (ARN mensajero), que es el ácido ribonucleico que transfiere el código genético desde ADN del núcleo celular a un ribosoma en el citoplasma.

Dicha vacuna ordena a las células del cuerpo que expresen una proteína viral que se espera que provoque una fuerte respuesta inmune.

De acuerdo al NIAID, la vacuna experimental ha tenido resultados prometedores en modelos animales, y esta es la primera vez que se prueba en humanos.

Los científicos han sido capaces de desarrollarla gracias a estudios previos sobre los coronavirus que ocasionaron las epidemias de SARS y MERS en el pasado.

Los coronavirus tienen forma esférica y disponen de puntas, lo que les da apariencia de coronas. Esas puntas están vinculadas a las células humanas, lo que permite el acceso del virus.

Los científicos ya estaban trabajando en una vacuna frente a MERS con el objetivo puesto en esas puntas, que ha servido de punto de partida para el experimento actual.

Tan pronto como los investigadores dispusieron de la información genética de SARS-CoV-2 pudieron seleccionar de forma rápida una secuencia para expresar la proteína estabilizada de la punta del virus en la plataforma de ARNm.







Información vía: EL Sol de México

Deja un comentario: