Presentan a Mikel Arriola como nuevo presidente de la LigaMX

Arriola asumirá la presidencia ejecutiva a partir del 1 de enero de 2021

La presidencia ejecutiva de la Liga MX tiene un nuevo responsable: Mikel Arriola, quien fue presentado de manera oficial como el nuevo mandamás de la máxima categoría del futbol mexicano y el resto de sus divisiones y asumirá su cargo a partir del 1 de enero del 2021. El excandidato a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México dejó claro que sus objetivos están marcados y se siente con la capacidad de cumplirlos, además de que buscará mantener la cordial colaboración con autoridades financieras.

“La tarea principal es mantener y garantizar el buen funcionamiento de la liga, algo que ha buscado mejorar de manera sustantiva, ha logrado que el futbol sea predecible en su operación, desde luego el tema de seguir colaborando con cualquier autoridad con la que la liga se coordine o pueda relacionarse”, expresó durante su primera aparición ante los medios de comunicación.

Las prácticas que se han celebrado en el futbol mexicano como los dobles contratos es algo que no existirá más, según Arriola, buscará la manera de transparentar y acompañar a las autoridades para beneficiar a todos los implicados en el futbol.

“Son temas del pasado que tendremos que revisar con calma, pero el mandato que recibí hoy de los dueños es de seguir apoyando la institucionalización, donde se ha avanzado mucho en dirigir los recursos a donde deben ser dirigidos, el mandato es claramente seguir avanzando en la agencia de transparencia, sustantiva, de seriedad. Lo que va a existir es una práctica de transparencia, generación de valor, acompañamiento con las autoridades para efectos de seguir beneficiando al fanático, pero también los jugadores y jugadoras tienen un gran aliado para su desarrollo personal”, dijo.

La experiencia que Mikel Arriola tiene como pelotari es algo que lo ayudará en la toma de decisiones, de acuerdo con el presidente ejecutivo de la Liga MX, sabe las peticiones de un deportista hacia las autoridades, por lo tanto, buscarán los espacios para que futbolistas puedan crecer.

“Lo que tenemos que hacer es generar las mejores condiciones de crecimiento para que en la cancha llegue más talento, se pueda crecer en términos económicos, el espectáculo y como eje central tener el aficionado. Hay que generar un clima propicio para seguir creciendo en tamaño, para que los clubes sigan fortaleciendo estas decisiones de crecimiento profesional, tenemos que generar condiciones de crecimiento, en este caso en la Liga Mx, Liga de Expansión y la Liga Femenil, hay que maximizar los activos que tenemos para mejorar los ingresos de los clubes y que se reinviertan”, analizó.

Arriola destacó que su perspectiva para el 2021 es positiva a pesar de la situación que impera en el mundo, para lograrlo, primero deben hacer es un diagnóstico, posteriormente un diseño de medidas, ejecución y seguimiento para las decisiones tomadas.

“Se nos cruza un año en el que todas las industrias han sufrido mucho, la perspectiva del año que viene puede mejorar, ya vienen las vacunas, entonces ver otros activos que se pueden maximizar para que el balance o el equilibrio de la liga siga siendo positivo, por eso es relevante buscar otras competencias en el extranjero para mejorar la calidad y que se sepa afuera que la Liga MX ofrece un producto de mucha calidad, los equipos mexicanos tienen un arraigo enorme, esas son mis expectativas a corto plazo”, sentenció.

La Liga MX no será trampolín político
La relación de Mikel Arriola con el Partido Revolucionario Institucional y el mundo de la política llegó a su fin junto con los comicios del 2018, en los que el nuevo presidente ejecutivo de la Liga MX contendió por la jefatura de gobierno de la Ciudad de México. Según el propio directivo del futbol nacional, no tiene más aspiraciones políticas, su presente y futuro se encuentra en el balompié mexicano.

“Hoy soy absolutamente todo de la Liga MX, no tengo ninguna agenda política en absoluto, tengo una gran ilusión y orgullo de trabajar para esta institución, los clubes, la afición y los profesionales del futbol, no tengo ninguna aspiración política”, aseguró de manera tajante.

Al ser cuestionado sobre su militancia política, Arriola recordó que contendió abanderado por el PRI, pero meramente como ciudadano durante las elecciones de 2018.

“No he tenido militancia en ningún partido, la campaña competí como simpatizante, eso es una ventaja adicional”, dijo.

Acerca de sus roces con Andrés Manuel López Obrador durante las citadas elecciones, Arriola consideró que eso quedó atrás y espera poder trabajar de la mano con el gobierno para mejorar el futbol nacional.

“El tema de la campaña ya quedó atrás, entre los candidatos hay una competencia política y eso implica que soy una persona institucional que está para servir a la Liga MX y para servir a los gobiernos municipales, estatales y federales para que en el futbol se tenga una buena relación, las campañas terminaron en el 2018 y ahí se quedaron”, expresó.

Al respecto, Enrique Bonilla mencionó que ser apartidista fue uno de los puntos que tomaron a favor para acercar a Arriola al futbol mexicano.

“Ese es otro punto que se suma, nos damos cuenta que es un gran funcionario público, pero apartidista y sin intenciones políticas de ninguna índole, eso sumó de manera importante para la decisión”, cerró.









Información vía: El Sol de México

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter