Rusia habría robado información a AstraZeneca para crear la Sputnik V

Medios británicos aseguran que espías rusos robaron fórmula de AstraZeneca para desarrollar la Sputnik V

Las vacunas rusa y chinas volvieron al centro de la polémica. Mientras fuentes de seguridad británica aseguran que espías rusos robaron la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca para crear la Sputnik-V, expertos de la OMS afirmaron que se necesitan tres dosis de las vacunas chinas de Sinovac y Sinopharm, cuando hasta ahora se inoculaban dos.

De acuerdo con el diario británico The Sun, fuentes de seguridad le dijeron a los ministros del Reino Unido que tenían pruebas de que agentes del Kremlin robaron el plan de vacuna de Covid y lo usaron para crear su propia vacuna.

Un espía de Moscú el Reino Unido obtuvo físicamente el diseño altamente secreto, aunque no se informó si se trataba de un documento de laboratorio o un frasco de la vacuna final sacada de contrabando del país para su examen.

Desde marzo de 2020, la central de inteligencia inglesa, el MI5, había informado que hackers rusos realizaron varios ataques cibernéticos contra la Universidad de Oxford, un mes después de que sus científicos revelaran que habían comenzado a investigar una posible vacuna.

En abril de 2020, Oxford y AstraZeneca anunciaron el inicio de los primeros ensayos en humanos, pero Moscú anunció al mes siguiente el desarrollo de su propia vacuna y en agosto el presidente Vladimir Putin declaró que Rusia había ganado. la carrera mundial para desarrollar la primera vacuna contra el Covid-19.

Ahora se sabe que la Sputnik-V es una vacuna basada en vectores virales, igual que la de AstraZeneca.

Rusia niega acusaciones sobre Sputnik V

En respuesta, el Centro Gamaleya, creador de la vacuna rusa, negó la información y afirmó el supuesto robo es “el mito más ridículo” sobre la Sputnik-V.

En tanto, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que analizaron el programa de vacunación global, recomendaron que las vacunas chinas desarrolladas por los laboratorios Sinovac y Sinopharm, basadas en virus inactivados, necesitan ser administradas en tres dosis, cuando hasta ahora se inoculaban dos.

“Todas las evidencias indican que se necesita una tercera dosis de estas vacunas o de sus homólogas”, indicó en conferencia de prensa el experto mexicano Alejandro Cravioto, presidente del Grupo Asesor Estratégico de Expertos de la OMS (SAGE), refiriéndose a los sueros chinos.

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter