Se “clavan” 1.3 millones de la CANIRAC

El dinero pudo ser desviado para financiar vinos. El señalado ya renunció y se teme posible fuga.

La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera comenzó una auditoría interna al percatarse de un faltante de al menos 1.3 millones de pesos dentro de la organización.

Gustavo Espinoza Mireles, quien fungía como director de la cámara, presentó su renuncia inmediata al iniciarse las investigaciones, misma que se encuentra en proceso desde principios de julio. El ahora exdirector de la CANIRAC se separó del cargo por supuestos “motivos personales”.

Eder López Gonzales, presidente de CANIRAC delegación Saltillo, aseguró que, aunque no puede adelantar los resultados de la auditoría, se procederá de manera legal si se comprueban malos manejos de los recursos de la cámara. Por otra parte, mencionó que Luis Torres Arzuaga, es presentado como sustituto de Gustavo Espinoza Mireles.

El exdirector Espinoza Mireles, mano derecha de Fabio Gentiloni (expresidente de CANIRAC), ya había sido señalado por mantener su puesto de director durante más de cuatro periodos, además de ser impulsado por el mismo Gentiloni para conseguir dicho puesto, lo que para algunos restauranteros aumentó un grado de sospecha también sobre Fabio.

Los años donde Gustavo Míreles dirigió la CANIRAC coinciden con la acelerada y repentina apertura de un negocio llamado Mr.Wine, del cual es propietario. Dicho negocio contaba con varias sucursales en la capital del estado, además de un plan de expansión de por lo menos tres sucursales más a pesar de la pandemia, por lo que las auditorías podrían investigar los recursos con los que fueron financiadas las franquicias.

No es la primera vez que se señalan irregularidades dentro de CANIRAC. Estela G., antecesora de Mireles, fue despedida de su cargo después de encontrar desvío de recursos y pedir comisiones de eventos abanderados por la Cámara. Se especula que fue liquidada con un monto superior a un millón de pesos después de permanecer al frente del puesto por más de 15 años.

Cabe destacar que Gustavo Mireles fue también señalado como el responsable de que El Festival de la Paella saliera de la Hacienda el Mimbre hace algunos años, casualmente tomando como sede Parque Centro, lugar donde reside Il Mercato, propiedad de Fabio Gentiloni. Sin olvidar que Mireles fue el organizador del fallido WINEFEST, cuya edición del 2018 fue cancelada por falta de interés del público y criticado por los altos costos de los boletos, además de los testimonios de poca organización del evento en ediciones pasadas.

Esperemos que la investigación no quede allí, nada más con la renuncia; si Gustavo es culpable, los restauranteros queremos verlo en la cárcel, no hay de otra. Dijo un restaurantero Saltillense socio de la Cámara.

Algunos restauranteros entrevistados por Agenda Viral, señalaron que han tratado de hablar con Mireles para pedir explicaciones pero tiene apagado su celular y cerrado sus oficinas, por lo que temen que se fugue del país con el dinero.

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter