Se deslinda Luis Cresencio Sandoval de Masacre de Allende

Asegura que cuando él se encontraba en aquel cuartel militar no tenía facultades para hacer labores de seguridad pública.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, afirmó que, durante la Masacre de 2011 en Allende, Coahuila, él tenía pocos días como responsable de la guarnición militar, se encontraba atendiendo un incendio y no tenía control operativo de los efectivos desplegados en la zona.

Además, explicó que, en ese momento, el Ejército no contaba con facultades para hacer labores de seguridad pública, y se tenía que hacer una petición al Gobierno del Estado para que pudiera intervenir, “y no hubo esa petición”.

Cuestionado sobre los hechos de marzo de 2011 en Allende, que dejaron un saldo de 300 personas muertas y decenas de desaparecidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador se limitó a responder que hace 10 años era Humberto Moreira el Gobernador de Coahuila y se dio “una situación de mucha inestabilidad política y de mucha violencia”.

“Efectivamente en el 2011 con fecha 1 de marzo yo tomo oficialmente posesión de esa guarnición, yo llego, días después esto sucede, el día 18 lo que menciona, prácticamente estaba llegando ahí, pero las responsabilidades de las guarniciones en aquellos momentos, no eran las que ahora se tienen, las guarniciones militares no tienen una responsabilidad operativa, sino administrativa, así estaba nuestro reglamento. Cuando llego no teníamos más personal que el que estaba ahí en la guarnición, 22 elementos entre oficinistas, no había tropas para realizar operaciones.

“Había efectivos en esa área, 25 elementos que pertenecían al regimiento de Múzquiz, era la fuera operativa que se responsabilizaba de esa área. Por esas fechas también fui designado responsable de la atención de un incendio en Acuña y que va a través de todo el territorio hasta Múzquiz, es ahí donde logramos parar, era mi ocupación principal en esos momentos”, explicó el mando militar.

En la conferencia de prensa “mañanera”, el general insistió en que la responsabilidad operativa no era de él, sino del comandante de la zona, al reconocer que sí hubo presencia militar en el lugar, pero sólo para verificar qué había pasado.

“No era yo el responsable de esa parte. En aquellos momentos también había particularidad; no se tenía la condición que hoy se tiene, que no podíamos actuar en el ámbito de seguridad pública. Tenía que existir una petición del Gobernador hacia la Secretaría de Gobernación, hacer el análisis, establecer estrategia y si se determinaba que teníamos que entrar, porque no había suficientes elementos de Seguridad Pública, entonces hacerlo, nuestra participación era generada de una petición de fuerzas civiles y eso no ocurrió”, relató.

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter