Se reduce presencia de mariposas monarca

El cambio climático y el cambio de suelo son algunos de los factores clave para la reducción de 26% de las mariposas monarca.

La presencia de la mariposa monarca se redujo un 26% en los santuarios de hibernación en México, según informó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

En rueda de prensa, la organización señaló que factores como el cambio climático, el cambio de suelo y reducción de algodoncillos en sus lugares de reproducción, afectaron el proceso de migración del lepidóptero.

La mariposa monarca ocupó 2,10 hectáreas en diciembre de 2020, una cifra menor a las 2,83 reportadas en el mismo periodo del año anterior, precisó el WWF.

«Durante la primavera y verano de 2020, las variaciones climáticas en el sur de Estados Unidos no fueron favorables para el florecimiento del algodoncillo y el desarrollo de los huevos y larvas», refirió la organización.

La situación registrada en Estados Unidos limitó la reproducción de la población de monarcas, «con un impacto en la generación migrante, lo que originó una reducción de este insecto en toda América y, en consecuencia, una menor ocupación en los boques mexicanos durante su hibernación».

En tanto, el bosque del núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, donde se reportan las principales colonias de hibernación entre marzo de 2019 y 2020, registró una degradación de 20,26 hectáreas, cuatro veces más que el mismo periodo entre 2018 y 2019, cuando se degradaron cinco hectáreas.

Por lo anterior, el director general de WWF México, Jorge Rickards, comentó que, aunque esta mariposa no está en peligro de extinción, sí está en riesgo su proceso migratorio.

«Las mariposas monarca nos muestran cómo el trabajo individual, en este caso, la migración, se puede convertir en un ejercicio colaborativo excepcional, cuando todas estas migrantes se agrupan en los bosques para hibernar juntas y amortiguar el clima», expresó Rickards.

La degradación correspondió también a la caída de árboles por viento y sequía, así como por las actividades de saneamiento, debido a las tareas para combatir plagas.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México, las principales amenazas para estos insectos son la disminución de hábitat en Estados Unidos, de donde migran.

Millones de mariposas de alas anaranjadas recorren cada año hasta 4.500 kilómetros desde el sur de Canadá y el norte de Estados Unidos para hibernar en la Reserva (México), reconocida desde 2008 como Bien de Patrimonio Mundial Natural por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter