Una mujer subió a la pirámide de kukulcán para esparcir las cenizas de su esposo

Un video que circula en redes sociales muestra el momento en que la turista burla la seguridad y sube a la zona conocida como “El Castillo”, en la cumbre del templo maya.

Una mujer subió los 91 escalones de una de las escalinatas de la pirámide de Kukulkán, en Chichén Itza, para esparcir las cenizas de su esposo, a pesar de que está prohibido el acceso a la edificación.

Un video que circula en redes sociales muestra el momento en que la turista burla la seguridad y sube a la zona conocida como “El Castillo”, en la cumbre del templo maya.

Al llegar, extiende las cenizas, aun cuando otros turistas la abuchean y le exigen que baje.

Sin importarle el reclamo, la mujer bajó del templo, aunque ya la esperan los guardias del recinto. La mujer fue puesta a disposición de las autoridades y deberá pagar una fuerte cantidad de dinero.

Los vigilantes detallaron que la mujer parecía estar bajo lo efectos de alguna bebida alcohólica.

“La fémina se encontraba con sus capacidades disminuidas por efectos embriagadores”, aseveraron.

Fue en el 2008 cuando el INAH prohibió a los visitantes subir a los templos y castillo, con el fin de evitar daños a las estructuras.

INAH ABRE INVESTIGACIÓN

Luego de la difusión del video, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) abrió una investigación por el “acceso no autorizado al monumento arqueológico denominado El Castillo en Zona Arqueológica de Chichén Itzá”.

Detalló que el hecho ocurrió el pasado 3 de enero del presente años y que la mujer que realizó la acción “se encontraba en aparente estado de ebriedad“.

El INAH agregó que la mujer es originaria de Tijuana, Baja California, quien viajó a Yucatán, a través de una agencia turística.

Fue el pasado 23 de septiembre cuando las ruinas mayas de Chichén Itzá, en el estado mexicano de Yucatán, fueron reabiertas este martes al público luego de seis meses cerradas por la pandemia justo a tiempo para observar la sombra de Kukulcán marcando el equinoccio de otoño.

“Las autoridades eligieron bien la reapertura por el equinoccio de otoño y con ello la llegada de Kukulcán, comentó a Efe el astrónomo y matemático mexicano Eddie Salazar Gamboa.

Cada equinoccio (boreal), en la zona de Chichén Itzá se puede contemplar un fenómeno en las escalinatas de la pirámide que asemeja la sombra en movimiento de Kukulcán, la serpiente emplumada y deidad de viento y del agua en la mitología maya.

El astrónomo manifestó su beneplácito por la reapertura y propuso que las autoridades promuevan además la visita al sitio para observar el fenómeno de la llegada de la Serpiente Lunar al Castillo de Chichén Itzá, que será este 1 de octubre.

El sitio estuvo cerrado desde el 19 de marzo pasado hasta este 22 de septiembre de 2020, es decir, estuvo cerrado entre los equinoccios de primavera y otoño, dijo el director de la zona arqueológica, el antropólogo Marco Antonio Santos Ramírez.

El directivo explicó que se permitió la entrada a unos 600 comerciantes y artesanos, a los cuales se les enseñó el protocolo sanitario y sistemas de seguridad y se dejó en claro que si no cumplen los protocolos, el lugar puede ser cerrado de nuevo.

Para Michelle Fridman Hirsch, Secretaria de Fomento Turístico, la fecha de reapertura es emblemática.

“Confío en que los números seguirán creciendo gradualmente, por los altos estándares de seguridad que se pusieron en marcha en Chichén Itzá”, apuntó









Información vía: Sin Embargo

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter