[VIDEO] Robots que aplican vacunas sin agujas

Te contamos cómo funciona este brazo robótico y articulado capaz de inocular una vacuna sin necesidad de aguja.

Los robots están cada vez más presentes en nuestra vida diaria. No solo te ayudan a hacer la comida del momento o el día siguiente, lavar el suelo de tu casa o, si tu hogar es muy avanzado, dar la orden para calentar tu casa antes de que llegues del trabajo. Pero pronto podría aparecer en otros lugares como hospitales como es el caso de este robot que pone vacunas sin usar agujas.

Si hay algo de lo que hemos escuchado hablar el año pasado y parte de este han sido las vacunas. En este caso hablamos de las de la COVID-19, y eso sin mencionar que cada año por estas fechas se suministran las de la gripe anual para pacientes de riesgo. El procedimiento para muchos es un mero trámite en el que solo hay que enseñar el brazo y cerrar los ojos o mirar para otro lado mientras que el profesional sanitario pone la vacuna.

El proceso dura unos pocos segundos, pero el caso es que a más de uno le gustaría pasar por esto sin necesidad de recibir un pinchazo con una aguja. Y con esta pretensión encontramos a Cobionix, una compañía fundada en la Universidad de Waterloo que ha creado un robot que pone vacunas sin agujas.

El aparato está compuesto de una base que soporta un brazo robotizado. En su extremidad dispone de un cargador con viales precargados con la dosis correcta para cada persona. Funciona como un ordenador de registro en los primeros pasos, ya que el usuario debe hacer un registro online previo para empezar con la prueba. Acto seguido, con el documento de identificación, la máquina escanea los datos de la persona y comenzará el procedimiento.

Este robot que pone vacunas sin agujas es de lo más interesante por dos razones. La primera es que funciona sólo gracias a un sensor LiDAR que reconoce el punto exacto donde poner la vacuna. El paciente verá en pantalla el punto seleccionado y tendrá que limpiarlo con alcohol la zona como se hace normalmente y una vez realizado pasamos al siguiente punto. Este se refiere a la segunda razón y es que al no usar agujas usa otro método: chorros a presión. Estos son tan anchos como un pelo humano, por lo que traspasan la piel sin problemas y sin dolor. Después el vial se descarga en una basura biológica para su posterior eliminación.

EN EL BIEN FINCAMOS EL SABER

Universidad Autónoma de Coahuila

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter