Yates de lujo, la ruta hacia el futuro

La empresa Sanlorenzo se encuentra entre los primeros constructores de yates de más de 24 metros y va por más.

Para Massimo Perotti, presidente ejecutivo de Sanlorenzo, el 2020 fue, sin duda, inolvidable. Sanlorenzo, firma de construcción que nació en 2005, toma la delantera, según los analistas, como una de las mejores compañías de náutica de lujo.

Además de haber consolidado el segundo puesto entre los 20 principales fabricantes para yates mayores de 24 metros de largo y que participan en grandes campeonatos del mundo, comenzó a cotizar en la Bolsa de Valores de Milán, siendo Sanlorenzo, la única de ese sector que cotiza.

Sanlorenzo 62Steel: superyate con cinco puentes, grandes espacios como la zona de la playa.

Este evento ha sellado la tendencia de crecimiento constante que ha mantenido la compañía en los últimos ocho años, certificando credibilidad del proyecto emprendedor también para el futuro. “Con la determinación que siempre nos distingue”, explica el líder de la firma náutica y agrega: “Una vez más tuvimos el coraje para innovar y expandir nuestra imaginación, dando vida a nuevas propuestas que ofrecen soluciones nunca antes vistas”.

Bernardo Zuccon, de la firma Proyecto Internacional Zuccon, firmó las líneas exteriores, mientras Piero Lissoni, director de arte de la empresa desde 2018, los interiores. El nuevo superyate de aluminio Sanlorenzo 44 Alloy, modelo de desplazamiento rápido con 44.5 metros de largo, que ofrece un apartamento privado para el propietario de 145 m2, dividido en tres niveles con un área interior y uno al aire libre.

Además del gran club de playa que se abre por tres lados para ofrecer una conexión completa con el mar, mientras que el puente de proa, con su espacio abierto, es perfecto para múltiples actividades. Se trata de disfrutar al máximo.

El buque insignia de la línea cruzada SX, el SX112. Tiene de largo 34 metros. La popa tiene una enorme zona de playa.

Posee una longitud total 61.50 metros por 11.90 metros de ancho, el nuevo Sanlorenzo 62. El acero se articula en cinco puentes, dedica al propietario unos buenos 210 metros cuadrados, donde 97 metros cuadrados cubiertos son para una suite, un estudio, dos baños amplios y el vestidor, así como un total de 123 metros al aire libre ubicadas en la proa de la cubierta superior, claro, la cubierta del propietario.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter