Hackers logran infiltrarse en 150 mil cámaras de seguridad y exponen a Tesla, cárceles y hospitales.

Según los propios piratas informáticos, el objetivo de esta intrución es la intención de mostrar la omnipresencia de la videovigilancia y la facilidad con la que se pueden ingresar a estos sistemas

Un colectivo de «hackers» afirmó que lograron infiltrarse en un enorme «tesoro» de datos de cámaras de seguridad, algunas instaladas por la compañía Verkada, una startup de Silicon Valley, obteniendo acceso a transmisiones en vivo de 150 cámaras de vigilancia, de lugares diversos como cárceles, hospitales, empresas, departamentos de policía y escuelas en Estados Unidos.

Algunas de las empresas de las cuales fueron expuestas sus cámaras de vigilancia, fueron Tesla, fabricante de autos propiedad del Elon Musk, el hombre más rico del mundo, así como el proveeor de software Cloudflare.

Además, también se indicó que los hackers tuvieron acceso a cámaras de diferentes hospitales y clínicas de salud, muchas de las cuales tienen tecnología de reconocimiento facial.

Según los propios piratas informáticos, el objetivo de esta intrución es la intención de mostrar la omnipresencia de la videovigilancia y la facilidad con la que se pueden ingresar a estos sistemas.

También obtuvieron acceso a las cámaras de vigilancia de estaciones de policía, difundiendo un video de un par de oficiales en un interrogatorio con un sospechoso.

Comparte esta noticia:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter