Más de 20 años de cárcel pagará Miguel Parra por atacar con un hacha a su pareja en Bogotá

La jueza rechazó el beneficio de detención domiciliaria que había pedido la defensa del agresor. Sin embargo, sorprende de la sentencia, que la togada se haya abstenido de prohibirle a Parra la posibilidad de comunicarse con la víctima o su familia

(Infobae).- En las últimas horas, la jueza 22 Penal del Circuito de Conocimiento de Bogotá condenó a Miguel Camilo Parra Niño por el brutal ataque con un hacha a su expareja Ángela del Pilar Ferro Gaitán, a pagar 20 años y ocho meses de prisión por el delito de tentativa de feminicidio agravado en un centro intramural, ya que en la sentencia se negó el beneficio de detención domiciliaria.

De acuerdo con información publicada por RCN Radio, el juzgado acogió los argumentos y pruebas que presentó la Fiscalía General de la Nación, encontrando responsable a Parra Niño del delito de intento de feminicidio agravado.

Entre el material probatorio que recabó el ente acusador se pudo determinar cómo el agresor de Ferro habría actuado con total consciencia y con la intención de generar una lesión, o incluso la muerte de su expareja. Así lo expuso la Fiscalía, conforme la citan en El Tiempo:

“Era tan consciente de los que estaba haciendo que llamó a dos de sus familiares para pedirles que vieran a la víctima. Luego se escapó, se llevó el hacha con el, se cambió la apariencia física y se escondió en Fusagasugá”.

Sin embargo, sorprende de la sentencia, que la jueza se haya abstenido de prohibirle a Parra la posibilidad de comunicarse con la víctima o su familia.

Vale mencionar que esta decisión llega después de casi dos años de la agresión de Parra a Ferro.

Así fue el ataque

Los hechos se conocieron luego de que Óscar Salazar, amigo de la víctima, publicó en su cuenta de Facebook fotos que incriminaban a Miguel Parra como el presunto agresor de Ángela Ferro.

En entrevista con Infobae Colombia, Salazar comentó algunos detalles, entre ellos, que antes de que sucediera el ataque, Ferro ya le había comentado que se quería separar de Parra porque estaba tomando actitudes violentas que le generaban mucha desconfianza y temor.

En la madrugada del sábado 17 de octubre de 2020, Oscar Salazar recibió dos llamadas del celular de su amiga Ángela, cuando contestó recibió una noticia que le cayó como un baldado de agua fría.

“Como a las 2:45 de la mañana yo recibo una llamada y entre dormido la colgué, vuelven y me llaman a las 2:50 de la mañana y nuevamente colgué, pero a las 3:03 de la mañana yo contesto y vi que decía Ángela, contesté, era la voz de un hombre, era la voz del hijo de Ángela que me contesta atacado llorando y me dice: ‘Oscar por favor sálvame, salva a mi mamá, Miguel le pegó un hachazo en la cabeza a mi mamá’”, recordó entre lágrimas el amigo de la víctima.

Óscar contó que despertó a su pareja, se alistaron y se dirigieron rápidamente a la casa de Ángela y Miguel. Dice que llegó a las 3:45 de la mañana y al estar en el lugar de los hechos encontró algo que no le pareció convencional.

“Cuando ingreso a la casa de Ángela, ingreso con mi pareja y en ese momento está entrando el papá de Ángela y la compañera sentimental del papá de Ángela, ingresamos y lo primero que encontramos es a la mamá y a la hermana de Miguel sentadas en una silla de la casa con dos o tres policías. Ahí vi la escena, las fotos que yo subí son de cuando vi toda esa casa llena de sangre, no me cabía en la cabeza”, le contó Salazar a Infobae.

Te puede interesar:

Etiquetas: